+34 91 675 58 54 - +34 685 913 772 info@amicoproyectos.com

¿Cómo decorar una oficina pequeña? Con el auge de espacios como el coworking, métodos como el teletrabajo, o surgimiento de start ups en oficinas reducidas, trabajar en espacios en los que hay que aprovechar al máximo cada metro cuadrado empieza a ser una constante para muchos profesionales.

Saber cómo decorar una oficina pequeña es la clave que nos ayudará en este objetivo. Decorar va mucho más allá de colgar cuadros y poner plantas en la oficina, ya que ayudará a escoger los colores que permitan notar mayor amplitud o distribuir de la manera más eficiente la oficina.

Cómo decorar una oficina pequeña para ganar amplitud

Una de las metas de la decoración de oficinas pequeñas es intentar potenciar al máximo la sensación de espacio y amplitud de la misma. Para ello, hay 2 elementos claves: orden y distribución.

Tener una oficina ordenada siempre es importante, pues influye en que se trabaje de forma más organizada y ayuda a la concentración. Pero si además este espacio de trabajo es pequeño, que esté ordenado cobra aún mayor importancia, pues el desorden provoca la sensación de estar en un espacio aún menor.

Por eso, lo primero que se debe hacer es ordenar papeles, cajones, escritorios y, de paso, una limpieza general antes de seguir con la decoración de la oficina pequeña. A la vista sólo se debe encontrar aquello imprescindible para trabajar, como ordenadores, bolígrafos o un cuaderno si hace falta, etc.

Clasifica cajones y estantes de forma que cada uno sirva para guardar algo en concreto, y no dudes en hacerte con muebles como organizadores para asegurar que el orden que acabas de instaurar en tu oficina se convierta en una constante.

Cómo distribuir una oficina pequeña

Otro elemento fundamental y que se debe considerar en primer lugar a la hora de decorar una oficina pequeña es saber cómo distribuir los elementos y mobiliario sacando el máximo partido del espacio. 

Para ello, primero hay que situar aquellos muebles más grandes que, seguramente, te veas obligado a colocar donde quepan, como escritorios y sillas. Preferiblemente de frente a la luz natural, si la hay.

En segundo lugar, aprovechar de forma estratégica las esquinas y recovecos de la habitación de la oficina para colocar estanterías, lámparas o muebles. No hay que desperdiciar ningún espacio por pequeño que sea, siempre se le puede dar un uso útil. 

En este sentido, se puede obtener inspiración de los catálogos de muebles, donde las opciones plegables siempre serán bienvenidas.

Estilos y colores ideales para decorar una oficina pequeña

El color es otro factor clave para crear una atmósfera de amplitud y bienestar en una oficina pequeña. Colores claros y neutros fomentarán esta sensación, mientras que colores muy intensos y oscuros generan sensación de claustrofobia.

Al reflejar la luz es como los colores claros consiguen crear este ambiente. Y, entre ellos, hay un claro ganador en lo que a decoración de oficinas se refiere: el blanco. Puede parecer demasiado clásico o aburrido, pero el blanco es un triunfo asegurado en decoración de espacios reducidos.

Además, permite combinarlo fácilmente con el negro o la madera, ambos muy adecuados para crear oficinas elegantes y modernas, aunque se cuenten con pocos metros cuadrados.

En cuanto al estilo, líneas sencillas y suaves y muebles bajos que den sensación de calma y modernidad serán la clave.

Tips de decoración de oficinas para espacios reducidos

Ahora que ya sabes cuáles son las bases para distribuir y decorar una oficina pequeña, sea lo pequeña que sea, complétala aplicando estos consejos.

La luz, tu gran aliada en decoración de oficinas pequeñas

La luz resulta fundamental para ganar en amplitud, por lo que, si la oficina cuenta con una buena fuente de luz natural, ya se tiene parte del trabajo hecho. Recuerda no instalar cortinas o estores que la filtren en exceso. Aun así, esto no ocurre siempre, y en cualquier caso habrá que instalar iluminación artificial que nos beneficie.

Esta iluminación deberá contar con una luz de techo potente, sin optar por pantallas o diseños demasiado aparatosos, además de algún otro foco. Lo ideal será tener una luz de escritorio adecuada para el trabajo y alguna lámpara de pie o de pared que aporte iluminación más ambiental para reuniones con clientes, por ejemplo.

Minimalismo, la tendencia TOP para oficinas pequeñas

Para decorar una oficina pequeña, recargar la decoración no es una buena opción. Por ello, a la hora de visitar catálogos y fotos de oficinas, no se debe pasar por alto la sección minimalista del mobiliario de trabajo.

Al contrario que los estilos más cargados o rococó, el minimalismo continúa esa línea de amplitud que se va buscando. Esto se debe a que sus muebles y objetos se basan en líneas sencillas, proporciones agradables, colores neutros y funcionalidad.

Además, esta tendencia decorativa es símbolo total de actualidad, por lo que hará de la oficina un espacio a la moda que, además, se complementa perfectamente con la colocación de algunas plantas.

En cualquier caso, tanto en materia de plantas como de objetos decorativos, hay que apostar por tamaños reducidos, que no ahoguen la imagen de la oficina pequeña.

En cuanto a materiales, el metal y el cristal son buenos aliados de la sensación de ligereza, así como las patas finas en sillas y mesas. También es interesante valorar la opción de adquirir muebles de plástico transparente.

Con estos trucos para saber cómo decorar una oficina pequeña ya sólo queda ponerse manos a la obra y reestructurar la oficina para que sea el espacio de trabajo cómodo que se busca.