+34 91 675 58 54 | +34 685 913 772 info@amicoproyectos.com

¿Buscando sillas de oficina para paliar problemas de espalda? Si trabajas en una oficina o en cualquier puesto que te requiera estar sentado en una silla muchas horas, es probable que hayas sufrido molestias en la espalda en algún momento o, incluso, que hayas desarrollado algún problema de espalda como el lumbago.

Si bien este tipo de patologías en la espalda pueden originarse por múltiples causas, es cierto que, entre quienes trabajan en una silla de oficina, las largas jornadas suelen ser un factor más que probable. Sin embargo, hay formas de combatir estos dolores, y tienen que ver con escoger la silla de oficina adecuada para evitar problemas de espalda. ¿Quieres saber de cuáles estamos hablando? Te lo contamos a continuación.

Causas frecuentes de los problemas de espalda en oficinistas

Antes de centrarnos en la silla de oficina ideal para las personas con dolores de espalda, es importante conocer qué rutinas o factores influyen en la aparición de estas molestias, para así evitarlos. Los más frecuentes son:

  1. Realizar movimientos bruscos.
  2. Tomar posturas forzadas durante largos periodos de tiempo.
  3. Estar muchas horas en la misma postura, sin levantarse ni realizar pequeños desplazamientos durante la jornada laboral.
  4. Encorvar la espalda, postura habitual en los oficinistas que hace que las vértebras estén en una posición que no favorece la circulación y genera rigidez y dolor a largo plazo.

Como ves, algunos de estos riesgos tienen que ver con el sedentarismo excesivo durante las horas de trabajo, o con ciertos movimientos que pueden ser peligrosos. Pero hay otros factores posturales que son más difíciles de percibir, y cuya solución recae en la llamada ergonomía.

Este concepto se refiere al mobiliario de oficina que precisamente se diseña con el objetivo de prevenir estos factores y que, en materia de molestias en la espalda, se concreta en la elección de una silla de oficina adecuada.

Cómo elegir sillas de oficina para personas con dolor y problemas de espalda

Lo primero que se debe saber, antes de lanzarnos a conocer qué sillas de oficina son las más beneficiosas para evitar problemas de espalda, son las necesidades de la persona que la va a utilizar.

Esto quiere decir que hay que saber si dicha persona tiene alguna dolencia específica, como el lumbago, así como dónde se dan sus dolores, cuál es su altura, peso, o si padece con cualquier otra patología o molestia en la espalda u otras articulaciones que se vean afectadas al estar sentado.

Con estos datos, se podrá orientar la compra de una silla ergonómica de una manera mucho más específica y efectiva. Ahora sí, vamos a conocer qué sillas de oficina son las mejores ante dolores de espalda.

La ergonomía: El fundamento de las sillas de oficina contra dolores de espalda

Como se ha mencionado anteriormente, las sillas que favorecen una óptima postura y ayudan a combatir los problemas de espalda son las diseñadas en base a la ergonomía. 

Esto quiere decir que su forma, materiales y funcionalidades están pensadas tanto para evitar la aparición de molestias, pero también para adaptarse a personas de distinto peso y tamaño.

Características de una silla ergonómica contra el dolor de espalda

Ahora que ya tienes los datos básicos sobre este tema, vamos a entrar a concretar qué características debe incluir una silla de oficina para prevenir los problemas de espalda:

  1. En primer lugar, estas sillas tendrán un respaldo cuya curvatura promueva la posición adecuada de la columna vertebral. Esto se materializa, por ejemplo, en un apoyo para la zona lumbar, de forma que el área lumbar se mantenga erguida. Este apoyo, si bien no se encuentra en todas las sillas de oficina, es básico para quien tiene dolores de espalda concretados en la parte baja de la misma.
  2. En segundo lugar, las sillas ergonómicas para personas con molestias de espalda deben tener brazos regulables. Esto permite colocar el brazo a la altura del escritorio, de forma que estos mantengan una postura adecuada. Además, esta regulación también ayuda a prevenir otros síndromes muy comunes como el del túnel carpiano. Por otra parte, quienes poseen una gran anchura, también deberán contar con sillas de oficina con brazos regulables horizontalmente.
  3. En tercer lugar, estas sillas deben tener apoyo para la cabeza, lo que ayuda a mantener el cuello en una postura óptima, erguida pero relajada, evitando dolores en la zona cervical.
  4. Por un lado, para aquellas personas de gran estatura, que además son propensas a padecer dolores de espalda, las sillas de oficina deben contar con un respaldo lo suficientemente alargado o regulable, de forma que la espalda se apoye completamente, hasta los hombros.
  5. Por otro lado, el asiento también debe poder regular su profundidad, de forma que las personas de mayor envergadura tengan la posibilidad de apoyarse completamente en el mismo.

Como se acaba de exponer, además de su diseño adaptado, gran parte del potencial y los beneficios de las sillas de oficina para personas con problemas de espalda se basan en mecanismos de regulación. Estos mecanismos definen las funcionalidades de cada modelo de silla.

Funcionalidades de una silla de oficina para quien tiene problemas de espalda

Entre las principales funcionalidades con las que debe contar una silla ergonómica para prevenir el dolor de espalda se encuentran:

  • Regulación de la altura del asiento, que debe colocarse de forma que queden 3 centímetros entre la superficie de las rodillas y el tablero de la mesa.
  • Regulación de la profundidad del asiento.
  • Regulación de los brazos, tanto en altura como en anchura.
  • Regulación de la altura del respaldo, es importante recordar que la silla de oficina debe sujetar los omóplatos por completo.
  • Regulación de la dureza del respaldo, de forma que ofrece mayor o menor resistencia a la inclinación del mismo al apoyar la espalda.
  • Apoyo lumbar con tensión regulable, que permite modular tanto la posición como la dureza de esta zona.

Además de estos mecanismos de personalización para ajustar la silla en función de las características de cada individuo, también encontramos otros elementos importantes. Por ejemplo, su fabricación en materiales de alta densidad, óptimos para un apoyo de calidad durante la jornada laboral.

Contra problemas de espalda en la oficina: Sillas ergonómicas

Con todo lo expuesto hasta ahora, quedan claramente expuestas las numerosas ventajas y opciones que hacen de las sillas ergonómicas la silla de oficina indicada para quien tiene problemas de espalda.

Pero es que este tipo de mobiliario de oficina no es sólo un elemento básico para prevenir molestias y velar por la salud postural de los trabajadores, sino que también supone una inversión en productividad por parte de las empresas.

Los trabajadores con molestias o patologías como los problemas de espalda ven afectado su rendimiento y capacidad de concentración debido a las molestias. Más aún si el trabajo de oficina supone largas horas de sedentarismo.

Sin embargo, tanto optar por sillas ergonómicas, como permitir descansos durante la jornada (que permitan mover y relajar la anatomía) no sólo mejorarán la salud y calidad laboral de los trabajadores: también fomentarán una mejora en sus resultados.